martes, 2 de septiembre de 2014

OSO POLAR


El oso polar o también conocido como oso blanco pertenece a las especies de mamíferos carnívoros más grandes del mundo. Vive en el hemisferio norte de la tierra y es considerado un gran superdepredador. Pueden vivir máximo 30 años.
Estos mamíferos pueden medir hasta 2.6 metros en el caso de los machos con un peso de 300 a 1002 kilos y 1.9 metros  con un peso hasta de 300 kilos en hembras.
Su cuerpo está perfectamente adaptado a su tipo de hábitat y a las condiciones extremas de este. Es por ello que posee patas desarrolladas tanto para largas caminatas como para nadar a lejanas distancias. Sus orejas y la cola son pequeñas para mantener el calor corporal. Para regular su temperatura, su piel cuenta con una gruesa capa de grasa y un frondoso pelaje traslúcido conformado por miles de pelos llenos de aire que lo mantienen a una temperatura estándar.
Realmente su piel es color negro, esto para atraer más al sol y aumentar su calor corporal. El color blanco de sus pelos es más bien un reflejo de la luz y no su color en sí.

Habitan en Canadá, Groenlandia, Dinamarca, Noruega, Rusia, Alaska y existen ejemplares en Islandia.

Este animal carnívoro se alimenta de crías de focas y algunas veces de renos, llegando a comer hasta 30 kg diarios de alimento. Debido a que el agua de esos lugares es salada, no la consumen y por lo tanto aprovechan los fluidos necesarios de la sangre de sus presas.
Se han estudiado casos de canibalismo, principalmente de machos que al tener escasez de alimento, opta por alimentarse de algún otro oso polar joven o muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada